"La peor lucha es la que no se hace"

lunes, 21 de marzo de 2011

Pluralismo informativo, dicen

|  3 comentarios

En España (según cuentan y según se puede leer en el artículo 20 de la Constitución Española de 1978) hay libertad de prensa. Y, aparentemente, es cierto. (Aunque... bueno, mejor que le pregunten a los de El Jueves, por ejemplo)

De un tiempo aquí se viene hablando del pluralismo informativo, algo que debería estar implantado en todas las cadenas de televisión, todos los periódicos (ya sean digitales o impresos), etc.
Si bien es cierto que en la televisión pública se suele hablar de una forma más neutral que en otras cadenas (esto es debido, más que nada, a que los demás canales son controlados por grandes grupos económicos), hoy tenemos que decir abiertamente que el pluralismo informativo NO EXISTE en España.

Ayer miles de personas se manifestaron en Madrid contra las políticas del Gobierno de Zapatero, así como por el empleo y las pensiones. Salvo Público (primero mediante un cortapega de Europa Press y después mediante una crónica de Juanma Romero), no consta que ningún periódico estatal haya informado sobre ello. También es cierto que, si hacemos una búsqueda en Google, vemos que varios medios digitales y algún medio autonómico/local han difundido la noticia de Europa Press.

Sin ir más lejos, lo que ha salido hasta ahora respecto a la jornada de ayer en los canales de TVE ha sido una declaración de Cayo Lara sobre la intervención en Libia. Ni rastro de la manifestación.

Pero esto no es una pataleta de un día. Cayo Lara e Izquierda Unida hacen comunicados, actos y ruedas de prensa para dar su opinión sobre diversos temas que casi nunca salen en los medios. Salen alguna vez en el Canal 24 horas de TVE, se recoge en Europa Press (que es una agencia) y suele informar el diario Público. Y punto.
Para que luego digan por ahí que es que los de IU se informan solo mediante medios alternativos de información (como Tercera Información, Rebelión, y otros tantos). ¡Si es que no se puede hacer de otra manera!

A pesar de que hay muchos periodistas que quieren informar sobre diversos actos y comunicados de la izquierda transformadora, a la hora de la verdad parece que sus crónicas y noticias no logran pasar el control. Bien porque los directores no quieren o bien porque, directamente, contraviene a los intereses de los grupos económicos que controlan estos medios de información.

¿Pluralismo informativo? Pues claro: se habla del PSOE y del PP. Y con eso es suficiente.

En la tele, por ejemplo, es imposible ver las opiniones de la tercera fuerza política de este país. Antena 3, Telecinco, Cuatro y La Sexta son el vivo ejemplo del partido de tenis al que está sometida la gente en España. Zapatero ha dicho A y Rajoy ha dicho B. Y aquel que se mueva, no sale en la foto.

Y claro, esta desinformación masiva sobre posturas alternativas a las del PSOE y el PP (que tienen el mismo discurso en los temas importantes) es la que ayuda a que la gente siga ensimismada y dormida ante el televisor, como el que se droga viendo que los demás lo hacen. Porque piensa que es lo único que hay. Porque piensa que no hay nada mejor.

lunes, 14 de marzo de 2011

O nos movemos, o nos comen #20M

|  0 comentarios

Zapatero ya ha aceptado ante la Unión Europea ligar salarios a productividad. Algunos ya veníamos informando de que iban a tragar con ello, como con todo.
Esta medida va a recortar salarios ya que en España el 80% de las empresas son PYMES (empresas familiares pequeñas) que tienen siempre un 50% de productividad.

¿Realmente alguien piensa que esta medida va a ser beneficiosa para los trabajadores? En España la mayoría del empleo lo crean estas pequeñas y medianas empresas, ya que las grandes (por ejemplo, las 37 que se reunieron con Zapatero) solo dan empleo a 1 millón de ciudadanos/as. Es una medida que, además, quiere acabar con los convenios colectivos, que quiere acabar con la negociación colectiva (algo que vamos a lamentar, ya lo vereis).

Abramos los ojos ya TODOS. Las reformas del Gobierno van encaminadas a atraer más especuladores a España. Están encaminadas a reducir los costes de la mano de obra (menor salario, menor Seguridad Social, despido más barato) y a cargar el peso de la crisis en los más desfavorecidos (pensionistas, mujeres y jóvenes).

¿Hasta cuándo? ¿Qué hace falta para echarnos a la calle como han hecho, por ejemplo, en Portugal? El próximo paso va a ser el copago sanitario (pagar por una intervención médica), y la próxima será dejar que los bancos controlen la caja de la Seguridad Social, y la próxima el despido libre, y así hasta que ya no quede nada. Hasta que hayan acabado con todo y estemos totalmente individualizados y desprotegidos. Hasta que estemos solos.

Este domingo 20 de marzo hay convocada una MANIFESTACIÓN por las pensiones, el empleo y los derechos sociales, contra los recortes y políticas de Zapatero y su gobierno. Una manifestación que tiene que ser un clamor porque estamos viviendo tiempos durísimos y porque asistimos a la incompetencia desmedida de un gobierno que, en boca del socialismo, está haciendo políticas de derechas y antisociales.

Voy a dar varias razones por las que asistir a esta manifestación:

1. Por el empleo: actualmente, y en cifras oficiales, hay casi 4.500.000 de personas desempleadas en España. Las medidas del gobierno (sobretodo la reforma laboral) van a contribuir, además, a que sea más barato despedir.
2. Por las pensiones: la última reforma de las pensiones hará que en un futuro tengamos que trabajar más para cobrar menos. Reduce la pensión final y alarga la vida del trabajador. Y no, esto no es para estabilizar el sistema de pensiones. Hace 15 años también dijeron que en 2010 quebraría la Seguridad Social, y, como hemos visto, es mentira.
3. Por la vivienda: en estos tiempos de crisis mucha gente se está quedando en la calle porque no pueden pagar la hipoteca. Pero, además, quedan sentenciados a pagar una vivienda que ya no tienen. IU propuso que la deuda quedase saldada con la entrega de la vivienda y tanto el PSOE como el PP se opusieron. Hay que gritar contra esto y para que la vivienda sea de verdad un derecho de todos los ciudadanos que residen en España.
4. Por una banca pública: el Gobierno ha privatizado las Cajas de Ahorros. Lo ha disfrazado de nacionalización pero la realidad es que va a vender todas las cajas a los bancos, que gestionarán dinero público inyectado por el gobierno. La consecuencia es la pérdida de la Obra Social. Con una banca pública, el crédito bancario sería gestionado democráticamente, y se podría llevar más lejos una obra social que ayudaría a los más desfavorecidos.
5. Por coherencia: nos quejamos mucho de las medidas de Zapatero frente al sillón, pero nunca nos movilizamos. Esta es una buena oportunidad para gritar contra sus políticas y desahogarnos. Basta de resignación. Seamos un poco coherentes y gritemos en la calle igual que gritamos en nuestras casas. 
6. Por dignidad: nos mean y dicen que llueve. Señalan como algo bueno que se haya conseguido la paz social, poniendo en entredicho la capacidad del pueblo español para movilizarse. Seamos contundentes. Salgamos a la calle y hagamos verles que nosotros también nos movemos. Que tenemos coraje y valentía para luchar por nuestros derechos. 
7. Contra la corrupción: en este mapa podemos ver practicamente toda la corrupción registrada en España. En su mayoría es protagonizada por el PP y por el PSOE, dos partidos que no hacen nada por acabar con ella. Se han propuesto varias veces medidas contra la corrupción, y, de nuevo, los partidos mayoritarios se han opuesto.
8. Contra los recortes: los últimos Presupuestos Generales del Estado son los más raquiticos. Se ha recortado el gasto en educación, en sanidad, en ayuda a los países pobres, etc. ¿Por qué no se recortan el sueldo todos esos políticos que cobran más que el Presidente? ¿Por qué no se recorta el gasto que se destina a la familia del Rey? ¿Por qué no se recorta el gasto militar?
9. Contra las privatizaciones: eso de que el PSOE no privatiza es mentira. Con González lo vimos y con Zapatero también. Se están privatizando empresas que son rentables (Loterías, Renfe, AENA...) con la excusa de que hay que ser más flexibles y que hay que vender los servicios públicos a empresas privadas. Las consecuencias ya las sabemos, subida en los precios (mirad el sector de las telecomunicaciones) y descontrol absoluto de dichos servicios.
10. Contra los culpables: esta crisis tiene culpables, a pesar de que desde los medios de comunicación no lo quieren decir. Estos culpables son los famosos mercados que ahora piden reformas antisociales a todos los gobiernos del mundo. Unos mercados que tienen nombre y apellidos, compuestos por grandes empresas, bancos, agencias de rating, etc...
Estos culpables intentan disfrazar la crisis como algo que ha venido porque sí. Y no es así. Esta crisis es ideológica, propia del sistema.

Por todo ello, animo a todo el pueblo español a rebelarse. A moverse. A salir de la resignación y a convertir en gritos todo ese enfado acumulado durante tanto tiempo.
Hay que salir a la calle y gritar. El 20 de marzo a las 12 de la mañana, en la Puerta de Toledo de Madrid, tenemos una cita con la historia.
Luchemos juntos para que nos devuelvan el futuro y nos permitan el presente.


MANIFESTACIÓN 20 DE MARZO
De Puerta de Toledo a Plaza Mayor
12:00 - Pásalo

Manifiesto de la jornada de protesta: Click aquí
Materiales para difundir la manifestación: Click aquí
Mueve la manifestación en Twitter con el hasthag #20M
Mueve la manifestación en Facebook con el evento
Mueve la manifestación en Tuenti con la página y el evento

viernes, 4 de marzo de 2011

NO a la intervención militar en Libia

|  6 comentarios

Siguiendo la estela de algunos compañeros que ya han escrito en sus bitácoras sobre el tema de la posible intervención bélica de la OTAN, la Unión Europea y los EEUU en Libia con el pretexto de liberar al pueblo del tirano Gaddafi (tirano avalado hasta hace muy poquito por la amada Comunidad Internacional), me he lanzado yo a escribir, también, sobre esto (aunque aquí y aquí ya me expresé con claridad)

Creo que en este tema la izquierda mundial no puede andar con ambages: hay que rechazar rotundamente una intervención militar en Libia, así como hay que condenar y rechazar la represión de Gaddafi.
Una cosa no quita la otra.

Por todos es sabido que Libia es un país muy rico en petróleo y esto, en la economía capitalista, manda. Pues bien, por este motivo, Gaddafi hasta hace muy poco era un gran aliado para las potencias occidentales. Consiguió privatizar dicho sector en su propio país en beneficio de grandes multinacionales extranjeras del sector petrolífero (Repsol, Shell, Total, BP...). Le podíamos ver regalando un caballo a Aznar, negociando determinadas cosillas con Zapatero, cerrando acuerdos (también militares) con Sarkozy, ratificando otros acuerdos de amistad con Berlusconi, etc... Y todo esto hasta hace un rato.

¿Por qué este cambio ahora? Porque estorba para sus intereses petrolíferos. Y ya está. El pueblo libio, contagiado por el fervor revolucionario de sus países amigos, se echó a la calle para acabar con un régimen que no quieren... y los países que eran aliados de Gaddafi tenían que cubrirse en salud de alguna manera. Sabían que era un dictador cuando firmaban acuerdos comerciales/militares y lejos de intentar acabar con su régimen, lo alimentaban.
Pero ahora la historia es diferente. Si acuden a salvar a sus aliados (recordemos que Francia estuvo a puntito de intervenir para salvar a Ben Alí en Túnez), la sociedad puede echarse encima. Y, si no acuden a salvarles, dichos aliados serían capaces de cortar el grifo del petróleo.

Ahora están planeando una intervención militar para entrar en Libia y salvaguardar sus intereses. Ellos lo disfrazan como una intervención humanitaria para liberar al pueblo libio, pero es mentira. ¿La intervención militar de Iraq en 2003 fue para echar a Saddam o para hacerse con el suculento botín del petróleo?
Y el pueblo libio, como demuestra la imagen de arriba, ya se ha pronunciado: NO FOREIGN INTERVENTION. Libyan People Can Manage it ALONE. (NO INTERVENCIÓN EXTRANJERA. El pueblo libio se puede gestionar SOLO).

Por eso, amigos, compañeros, gente en general, evitemos otro Iraq. Evitemos un inmenso baño de sangre. Tenemos que decir NO. NO a la guerra, NO a la intervención militar en Libia. El pueblo libio se las apañará solo, como está demostrando que puede hacer para echar a Gaddafi.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Frente Cívico: refundación y convergencia

|  3 comentarios

Aunque llega con una semana de retraso (es lo que tiene estar en varias cosas a la vez, que no apenas queda tiempo para plasmar los pensamientos en un blog), esta entrada pretende agilizar o intentar agilizar un proceso de convergencia entre gentes inequivocamente de izquierdas que cada vez va siendo más necesario en los tiempos que corren.

El lunes 21 de febrero la Fundación de Investigaciones Marxistas ofreció una charla-coloquio donde participaban Isabel Lozano, de la UJCE, Cayo Lara, coordinador federal de IU; José Luis Centella, secretario general del PCE; y Julio Anguita, ex-coordinador federal de IU y ex-secretario general del PCE.
El acto estuvo lleno hasta el punto de que había gente escuchando las intervenciones desde fuera de la sala y muchas personas, entre ellas el que escribe, sentadas dentro de la sala en el suelo. De alguna manera u otra.

Destacable fue la energía con la que Cayo Lara terminó su intervención, en la que explicó algunas de las medidas de IU y en la que cargó totalmente contra el gobierno del PSOE y sus medidas (como la privatización de AENA, las Loterías, y los recortes sociales a trabajadores varios).

Pero a lo que voy.
La intervención de Anguita estuvo enfocada totalmente a continuar la batalla convergiendo y creando fuerza en lo que él denominó Frente Cívico. Expresó que la guerra la estamos perdiendo por plantear la batalla donde ellos (los poderes económicos, sociales, ideológicos y mediáticos) ya la han ganado. Insiste en que no podemos enfocar la batalla bailando el son de "a ver con quién nos aliamos en el ayuntamiento, en la junta..." porque ahí los poderes tienen ganada dicha batalla.

Así pues, propuso una actuación con unas líneas claras y concisas para después anunciarselas a los ciudadanos y que estos intervengan, debatan y crean en la política.
Dicho frente cívico (o el nombre que tuviera) tendría que ser plural y con contenido inequivocamente programático, y actuaría en 2 fases.

I. Un frente inmediato en torno a un programa mínimo (los 10 puntos que se explican más tarde).
II. Proceso constituyente que comienza con dicho frente pero que avanzará hacia la creación de un movimiento político y social como en su día ocurrió con Izquierda Unida.
Los puntos del programa que se dicen en la primera fase serían los siguientes, y estarían ligados al principio de que la economía debe estar supeditada a la biosfera (que la vida sea posible en el planeta) y a que se alcancen los derechos humanos, el pleno empleo, la libertad (que la gente viva de otra manera):

1. Se convoca a los ciudadanos para crear este frente y afrontar estas medidas.
2. La pensión mínima se equipara al salario mínimo.
3. Dejar sin efecto legal los acuerdos que han congelado/reducido las pensiones, han rebajado el sueldo a los funcionarios, etc... Que se haría a través del tercer punto.
4. Perseguir a muerte el fraude fiscal, lo que llevaría al siguiente punto.
5. Una reforma fiscal en el sentido que marca la Constitución.
6. Banca pública y nacionalización de las cajas de ahorros, en el frontispicio de la nacionalización de la banca, porque queremos que el ahorro de los españoles sea dirigido democráticamente por los propios españoles.
7. Plan de vivienda (rehabilitación, viviendas sin ocupar, construcción de viviendas del sector público).
8. Nacionalización de los sectores estratégicos a través de los artículos 128, 129, 130 y 131 de la Constitución.
9. Nueva ley electoral realmente democrática.
10. Separación total entre Iglesia y Estado.

Bien. Pues esta es la propuesta de Julio Anguita simplificada lo máximo posible para que se entienda con claridad.

Por todos (o casi todos) es sabida mi admiración hacia Anguita (qué quereis que os diga, es un hombre claro y directo, además de que coincido casi siempre con sus propuestas y su línea política). No quiero hacer de esta entrada un alarde hacia su persona (al igual que tampoco quise hacerlo con la de "Crisis de Civilización"), a mí no me gustan los personalismos. Simplemente expongo esta propuesta porque creo que la confección de un frente de izquierdas que lleve un programa político y de acción concretos y consensuados se antoja vital y necesario en un escenario en el que la derecha económica está ganando todas las batallas.

Un buen comienzo fueron, al parecer, las Mesas de Convergencia (yo no pude ir porque estaba en el Foro de Juventud de IU-Fuenlabrada) que se celebraron el sábado 19 de febrero.

Ojalá desde Izquierda Unida sopesemos esta propuesta. Si podemos aportar para crear este frente junto a las gentes que quieran una política completamente de izquierdas (y cuando digo esto me refiero a la izquierda de verdad, no a la mentira del PSOE) sería un hito en la Historia.
Va siendo hora de adoptar unas líneas generales para que este frente sea unitario y tenga vocación de éxito, que los antecedentes lo merecen.

-----------------------------------------------------


PD.: Acabo de ver que otros compañeros han hablado de esto (1)