"La peor lucha es la que no se hace"

martes, 14 de diciembre de 2010

La alternativa no es utópica

|

Antes de entrar al meollo, perdonad por los que soleis leer el blog. Estos días he estado inmiscuido en algunos temas diversos que se han juntado con el puente y me hubiera gustado escribir un par de artículos sobre Wikileaks, la detención de Assange, así como los nuevos recortes anunciados por el gobierno antisocial de Zapatero. Entre otras cosas.

Anteayer tuvo lugar un acto federal de IU en Madrid, en la sede de Comisiones. Fue un arranque para el año 2011 y las citas que acontecen, donde se dieron lugar unos discursos cargados y con ambiente optimista.

La alternativa social a la crisis la lleva trabajando Izquierda Unida desde el inicio de la misma, una alternativa con propuestas reales (1) (2) (3) (4) nada utópicas si se consigue el apoyo suficiente.
El PP oculta su programa. Total, ¿para qué mostrar un programa de derechas y neoliberal, con la propuesta irlandesa, si Zapatero ya está ejecutando el mismo programa pero con la careta característica del PSOE?
El PSOE intenta engañar a los ciudadanos con un lema plagiado, queriendo mostrarse como el voto útil, de nuevo, sin reconocer que las medidas que está llevando a cabo son tan de derechas como las que ejecutaría un hipotético gobierno de Rajoy.

En el acto pudimos ver las intervenciones de Marga Ferré (Ejecutiva IU), Goyo Gordo (IU-CM), Montse Muñoz (Ejecutiva IU), Bucharaya Beyun (Frente Polisario), Toni Ferrer (UGT), Ramón Górriz (CCOO) y Pierre Laurent (PIE), a parte de la de Cayo Lara.

Descontando la de Bucharaya Beyun, que nos contaba un poco el conflicto saharaui y agradecía a IU el espacio cedido para la intervención, las demás intervenciones fueron en la dinámica de que no tenemos que resignarnos y de que debemos hacer unidad en la izquierda alternativa para hacer frente a las políticas de derechas que se están llevando a cabo. No solo en España con Zapatero, si no en toda Europa por obligación de los bancos y grandes corporaciones que controlan un amplio porcentaje del Producto Interior Bruto en todos los países.

En la intervención de Toni Ferrer, eché de menos más combatismo. En realidad, echo de menos más combatismo en los discursos sindicales; que, si bien se han endurecido, todavía no terminan de radicalizarse para movilizar a la ciudadanía. 
Está muy bien lanzar guiños y advertencias, pero el Gobierno ya ha dado pasos más que visibles y contundentes para indicar que están muy a la derecha de las propuestas de los sindicatos y la izquierda alternativa.
Las últimas medidas anunciadas por el gobierno (eliminación de la ayuda a parados sin subsidio, privatización de AENA y las Loterías, rebaja fiscal a las grandes empresas, etcétera) y los Presupuestos de 2011 (los más antisociales de la historia) hacen que desde los sindicatos se tenga que reflexionar sobre una nueva huelga general en breve.

Quiero pensar que en los sindicatos ya está este debate servido. El Gobierno no está dando marcha atrás, y va a endurecer sus medidas (como la reforma de las pensiones, por ejemplo). Por parte de los sindicatos, hay que dar la batalla sin debilidades. Es algo que la ciudadanía al final agradecerá.

La alternativa social que se propone desde la izquierda alternativa, por mucho que los medios y el pensamiento generalizado digan, no es utópica. Veamos:
  • Recuperación del Impuesto al Patrimonio: Suprimido en 2008 por el tan socialista Zapatero. ¿Quién paga patrimonio en este país? ¿Qué patrimonio declararía, por ejemplo yo, a final de año en comparación con las grandes fortunas que tienen mansiones y chalets de lujo a pares?
  • Recuperación del Impuesto a Sucesiones: ¿Por qué no acabamos con la cesión de patrimonios como forma de blanqueo de dinero, usada por muchos políticos y corruptos que aquí no voy a nombrar? ¿O simplemente un impuesto que grave sobre la cesión de patrimonio desde una persona a otra?
  • Abolición de las SICAV: Las SICAV son unas sociedades que sirven para que los ricos se junten (fusionando inversiones) para tributar al 1% y evitar las cargas fiscales que tendrían que pagar si tributasen solos. Evitan el impuesto a sociedades (mucho más alto que ese 1%) para evadir impuestos. Un instrumento muy utilizado por las grandes fortunas en nuestro país, y propia de paraísos fiscales. ¿Por qué no abolirlas para que las grandes fortunas tributen y paguen lo que tienen que pagar y contribuyen al saneamiento del Estado?
  • Elevar el IRPF a rentas altas: ¿Por qué no elevamos al 50% el tramo de los que tienen una cuota líquida superior a 120.000 €? ¿Y aplicar un nuevo tramo para las cuotas líquidas de entre 60.000 y 120.000 €? ¿Por qué paga porcentualmente lo mismo alguien que cobra 500.000 € que alguien que cobra 50.000 €?
Esas son cuatro propuestas (de las más de 100) que reducirían el famoso déficit por el cual están tan preocupados las gentes del Gobierno y del PP. Pero, no solo eso, darían dinero al Estado para hacer un plan de empleo que reduciría, mediante inversión, el paro. Y rescataría prestaciones sociales (creando, además, nuevas) para gentes que están por debajo del umbral de la pobreza, o que están en situación de exclusión social.

Yo invito a que leáis los documentos que he dejado más arriba (o, al menos, echéis un vistazo) para que veáis lo que es un programa sostenible y que no es utópico si se le da la fuerza suficiente.

Obviamente, este programa, que incluye propuestas para acabar con la economía sumergida, debe tener detrás una movilización social porque los famosos mercados no lo pondrían fácil. Y, no solo eso, es un programa que debe ser extrapolado a Europa para que se evite la fuga de capitales a paraisos fiscales cercanos.

Lo que está claro es que todas aquellas personas que se declaran abiertamente izquierdistas y progresistas deberían plantearse de inmediato mirar hacia la izquierda del PSOE, que ha abandonado totalmente (si es que quedaba algo) las políticas medianamente de izquierdas, para, por coherencia, buscar el espacio que logre transformar la política española y que consiga hacer los avances sociales y laborales que tanto se llevan pidiendo.
También convendría decir que en las propuestas de esta izquierda, y en su propio programa, está la defensa de una sostenibilidad medioambiental ecológica; la apuesta por el cambio productivo a uno que sea muchísimo más respetuoso con el medio ambiente.

Así pues, la alternativa social de IU es importante valorarla, en un momento de tanta necesidad de medidas de izquierdas y progresistas como este. En un momento en el que la derecha avanza (tanto la neoliberal económica como la social ultraconservadora) no es moco de pavo hacer fuerza desde la izquierda.

Hay que ir construyendo la alternativa, en la que falta mucha gente, haciendo crítica para mejorarla. Crítica constructiva que haga de esta alternativa una fuerza potente que no se conforme con unos cuantos diputados en el Congreso.
Hace falta que la gente que no está afiliada se sume y se moje, que proponga cosas y medidas. Porque la ciudadanía debe ser la columna vertebral que consiga el giro y el cambio social en España.

Y esto no es una apreciación con ambiente electoralista que suelte sin más, porque yo poco consigo si hiciera tal cosa. A mí los electoralismos no me gustan; simplemente hablo de las cosas que pienso que mejorarán nuestras vidas.

Por esto digo abiertamente que no os dejeis engañar. La alternativa al PSOE no es el PP (ni la alternativa al PP es el PSOE), porque así podríamos estar con el partido de tenis toda la vida, esperando a ver quién marca el punto definitivo que nos haga irnos tranquilos a nuestros hogares. Y esto no ocurrirá hasta que no quede clarísimo que la izquierda y el socialismo hace muchos años que dejaron de estar representados por el PSOE. 
Que hacer políticas de izquierdas es algo más que conceder libertades sociales (como el matrimonio homosexual, totalmente correcto); que la izquierda es repartir, respetar las empresas públicas, apoyar al trabajador, al pensionista, al ciudadano de toda la vida, al pobre. La izquierda va más allá que dar cuatro brochazos progres a la sociedad.
En definitiva, la izquierda contempla inmiscuir a la gente en la economía. Que seas tú y sea yo (que seamos todos) los que digan a los mercados lo que tienen que hacer, y no al revés.

Con todo lo expuesto, está en tu mente el seguir pensando si el PSOE representa a la izquierda, o si está vendido a intereses banqueros y corporativos.

    6 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Hace falta más gente como tú!!

    Alejandro dijo...

    Gracias @Anónimo.

    Digo algo que es opinión constante en los simpatizantes/militantes de izquierdas.

    En ello estamos...

    Basilio Pozo-Durán dijo...

    Gracias por la acogida y saludos a todas/os las/os compañeras/os de IloveIU

    Campaña “Jubilación a los 67. Cuenta atrás”:
    http://basilio-pozo-duran.blogspot.com/2010/12/jubilacion-los-67-quedan-40-dias.html

    Alejandro dijo...

    De nada, @Basilio Pozo-Durán. ¡Yo soy uno de los nuevos!

    Anónimo dijo...

    Eso cojonudo tio, adelante por la instauración de gulags como medida de control social entre otras. No olvidemos a los padres Marx y Engels con su amor por el genocidio como herramienta de reordenamiento social.......

    Alejandro dijo...

    Es cojonudo, @Anónimo, como argumentas.

    Me encanta cuando os poneis a soltar la típica verborrea de los gulags y tal. Sobretodo porque los que lo soltais, ni os habeis leido El Capital ni el Manifiesto, ni quereis atender para saber en qué consiste lo que proponemos.

    Funcionó tan bién la máquina franquista para aplastar cualquier cosa rojita, que ya veo como estamos.

    ¿Por qué no hablamos de soluciones concretas? ¿Da miedo?
    ¿Por qué siempre se intenta destruir cualquier alternativa cuando viene desde la izquierda, con la tontería de los gulags, de Stalin y de genocidios?

    Comparar a IU con Stalin es absurdo. Y es propio de gente con cierto grado de ignorancia política.

    Un saludo.

    Publicar un comentario

    :a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :rr   :s   :t