"La peor lucha es la que no se hace"

martes, 16 de noviembre de 2010

En defensa de las palabras de Cayo

|

Ya sabíamos todos (y como se avisó) que las palabras de Cayo Lara en la clausura del Encuentro de Jóvenes de IU en Leganés iban a traer noticias y artículos muy escabrosos.

Ayer mismo nos encontrabamos con la noticia en Público que, en mi opinión, trató el tema de una forma un poco tendenciosa y con ganas de generar morbo. Y lo digo por el título, porque en la noticia lo redactaba ya mejor y con palabras del propio Cayo.

Subió Cayo a hablarnos a los jóvenes y sus primeras palabras fueron "Queremos una dictadura". Hubo un silencio sepulcral durante unos segundos y enseguida rió e ironizó sobre que títular habría en los medios de comunicación simplemente con esas primeras palabras. Matizó diciendo "Queremos que las leyes se lleven al Boletín Oficial del Estado al dictado de los trabajadores por medios totalmente democráticos" y entonces aplaudimos con ganas los que allí nos encontrabamos.

Se han sacado muchísimo de contexto estas palabras. Los que hemos escuchado discursos/actos/entrevistas de Cayo Lara, sabemos de sobra la ironía con la que habla la mayoría de las veces y con la que pretende denunciar diversas situaciones.
Estas palabras de Cayo no han sido, ni más ni menos, que otra forma de denunciar la dictadura de los mercados. Unos mercados que, como todos sabemos, dicen y exigen lo que los gobiernos democráticos deben hacer con su economía.
Estas palabras, insisto, son otra forma de decir que los gobiernos del mundo deben (como dice, por ejemplo, nuestra Constitución) hacer las políticas que la ciudadanía ha votado y no lo que los mercados, que no votan a nadie ni son elegidos democráticamente por nadie, exijan.

Podríamos rizar más el rizo, poner colorines, o maquillar de alguna manera las palabras. Pero no. Las palabras son las que son, pero hay que entenderlas en según qué contexto y según quién las dice y cómo las dice.
A estas alturas acusar a Cayo Lara o a IU de querer montar una dictadura significa alinearse con los argumentos de la derecha más cavernícola. Significa no tener ni idea del programa y el discurso que Izquierda Unida ofrece.

Pero es que no acaba aquí. Lo que yo interpreto de "al dictado de los trabajadores por medios totalmente democráticos" es democracia participativa. Que sean los propios ciudadanos (que además son o han sido trabajadores) los que decidan sobre la política.
Esto lo lleva IU en sus programas desde su propia fundación, y nadie lo puede negar. Es algo que los militantes y simpatizantes de IU aceptamos porque, o bien lo elegimos, o bien lo votamos.

Por esto último, precisamente, no entiendo por qué algunos compañeros se ofenden de tal forma y hacen, en mi opinión, un incorrecto análisis de estas palabras, llegando a cuestionar si la organización realmente lleva esta línea política.
Además, no sé siquiera si estuvieron en el Encuentro de Jóvenes de IU, así que propongo que esperen a ver la intervención completa (todo fue grabado, si bien recuerdo) y juzguen ellos mismos las palabras de Cayo, así como su forma y su contexto de decirlas, antes de guiarse por juicios o artículos de los medios de comunicación.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Compañero, no se admiten quejas, en esta "dictadura de izquierdas" que estamos viviendo todos somos felices, este estdo del "bienestar" nos gusta tanto...necesitamos quejas mas rotundas, necesitamos a Cayo en su maximo exponente y con la mayor fuerza y dureza en sus palabras, necesitamos actos.

Hugo Martínez Abarca dijo...

Personalmente creo que es evidente que era un titular amarillo explicado en el texto del artículo. Además, cualquiera de quienes conocemos gente que estuvo allí podemos haber preguntado qué pasó realmente. Se puede criticar la ingenuidad por no adivinar que habría quien cogería el rábano por las hojas para armarla
Pero entre la ingenuidad y la mala fe la escala de gravedad es evidente.

Alejandro dijo...

Yo, cuando estaba escuchando el discurso de Cayo, creía que las críticas iban a ir por otro lado (unidas, obviamente, a sus primeras palabras). Hizo una referencia a Anguita, y a mucha gente todavía le escuece que se hable de él o se le tome como referencia, pero Cayo lo hizo.

No obstante, supongo que, una vez escuchado el discurso, más de uno pudimos imaginar las críticas que iban a caer (la de los medios eran evidentes, obvio).

De todas formas, aquí dejo lo que entendí de boca de Cayo. No creo que sea ni grave, ni que se salga de la línea de IU.

Anónimo dijo...

de aucerdo con usted don alejandro.

y permítame, como votante de IU abierta, llamar sinvergüenzas a los responsables de esto.

mitxel

Alejandro dijo...

¿A quién te refieres, Mitxel? Tu comentario queda muy abierto :c

Un saludo.

John Cornford dijo...

No estoy muy de acuerdo con lo dicho pese a compartir mayormente el fondo -creo-. Para mi no hay ni que puntualizar ni que excusarse. Primeramente, lo dicho por Cayo no es una forma evasiva o indirecta de hablar de la "dictadura de los mercados", sino que se refiere -así lo espero yo al menos-, con más o menos tapujos, de "dictadura del proletaria" tal y como se entiende el término. Ahora bien, aquí los compis de IU abierta son tan sumamente 'progres' (y lo digo en el sentido más despreciativo del término) que están "en contra de cualquier tipo de dictadura". Pues claro, porque su lenguaje y modo de pensamiento son YA y DE HECHO los propios de la derecha. Con esto no los estoy diciendo que SEAN 'de derechas' (como tampoco es el PSOE aunque aplique ciertas políticas que sí lo sean), digo que, al igual que hoy los socialistas, encuadran su lenguaje político en los términos ideales que la derecha ha fabricado.
No creo que haga falta referirlo, pero "dictadura del proletariado" (por muy feo que les suene hoy a muchos) no es ni más ni menos que un gobierno emanado de abajo-arriba que acaba por gobernarse horizontalmente, en la que la hegemonía tanto cultural como política la ejercen las clases desfavorecidas, la 'prole', que acabarán siendo clase única (fin de los privilegios). Esto no es ni de Marx ni de Lenin, Platón (un autoritario en términos de organización social) ya refería la "democracia" como el gobierno de los pobres.

Alejandro dijo...

Gracias por comentar, @John.

Lo cierto es que estoy totalmente de acuerdo con tu comentario puntualizando lo que has dicho al principio. Las palabras de Cayo pueden y deben interpretarse de dos formas.

1) La apuesta por la democracia representativa. Como tú mismo has expuesto, "un gobierno emanado de abajo-arriba que acaba por gobernarse horizontalmente".
2) Su denuncia a la dictadura de los mercados. Hay que recordar que nombró también la coletilla "frente a los poderes empresariales", esto es, frente a poderes de grandes multinacionales y bancos que dicen a cada gobierno lo que hacer.

Creo que Cayo quería referirse a las dos cosas.

Un saludo ;)

Alejandro dijo...

La he armado bien xD En "democracia representativa" quería decir "democracia PARTICIPATIVA".

Como es lógico.

Publicar un comentario

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :rr   :s   :t