"La peor lucha es la que no se hace"

martes, 28 de diciembre de 2010

¡Ojalá fuera una inocentada!

|  1 comentarios



En el último Consejo Europeo Zapatero aseguró que aprobará el proyecto de ley de jubilación a los 67 años en el próximo Consejo de Ministros del viernes, 28 de enero de 2011.
CCOO y UGT han dicho que si Zapatero se empeña en prolongar la edad de jubilación de 65 a 67 años no quedará otra salida que convocar una segunda Huelga General.
Los siguientes blogs censuramos las intenciones de Zapatero y apoyamos la propuesta de CCOO y UGT de convocar una Huelga General:
Bola extra: ¡No seas inocente!
El Gobierno esconde la verdad cuando habla de la reforma de las pensiones públicas

El Gobierno dice que es inevitable aumentar la edad legal de jubilación a los 67 años(aunque lo quiera hacer con flexibilidad)
No es cierto.
España es uno de los países de Europa con una edad “real” de jubilación más alta (63 años y 10 meses) y cercana a la edad legal.

El Gobierno dice que el aumento de la esperanza de vida (habrá más pensionistas en el futuro) hace necesaria la reforma.
No es cierto.
Es verdad que habrá más pensionistas, pero también es verdad que habrá más cotizantes y con cotizaciones más altas. El problema no es demográfico, sino de voluntad política. Se pueden hacer cotizar los contratos que están en la economía sumergida, se puede evitar que las mujeres ganen un 30% menos que los hombres y, por tanto, coticen menos, se puede elevar el salario mínimo (uno de los más bajos de Europa), se puede hacer cotizar las becas (en su mayor parte son contratos laborales encubiertos) se pueden elevar las cotizaciones máximas (la base más alta son 3.198 euros/mes; a partir de ahí ya no se cotiza más).

El Gobierno dice que el gasto en pensiones es muy alto.
No es cierto.
En 2011 gastaremos en pensiones contributivas en torno al 10% del PIB. En 2040, el 14%. Hoy hay ya países como Italia que ya gastan ese 14 %. Francia gasta ya el 12%. Nuestras pensiones medias son de las más bajas de Europa y el número de pensionistas comparado con la población también es de los más reducidos. Incluso en períodos de crisis como el actual y con 4,5 millones de parados, la Seguridad Social tiene superávit y el Fondo de reserva está aumentando hasta alcanzar casi los 70.000 millones de euros.

El Gobierno dice que las medidas que se toman ahora son para consolidar el sistema y garantizar las pensiones del futuro.
No es cierto.
La realidad es que las medidas que se toman tienen por objetivo reducir las pensiones y así lo expresa el Gobierno en el compromiso contenido en el Plan de Austeridad enviado a la Comisión Europea. El aumento de la edad de jubilación significa que todos cobraríamos dos años menos de pensión, con el consiguiente ahorro (que se estima en un 6%) y el aumento de los años de cómputo para determinar el importe de la pensión, de los actuales 15 años a 20 o 25, significa que todos cobraremos pensiones más bajas (entre un 5 y un 10% menos) porque los salarios más antiguos eran más bajos.

El Gobierno dice que defiende el sistema público de pensiones.
No es cierto.
Lo ha entregado a los mercados, que tienen nombre y apellidos. Son los bancos y las compañías de seguros. Se pretende un modelo asistencial, es decir unas pensiones públicas mínimas y el resto con complementos de los seguros privados.

Todo ello parece una mala inocentada de fin de año. Pero no lo es.
Sólo la lucha y la movilización puede impedir que toquen las pensiones imponiendo su reforma dentro de un mes.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Crisis de civilización

|  2 comentarios
 

Desde hace unos días están circulando unos vídeos en los que Julio Anguita explicaba en una clase magistral, con pizarra y tiza, en qué consistía la crisis. Cómo se había originado y qué salida tiene. Donde, practicamente, advertía en 2008 de lo que iba a venir justo ahora.

En el mismo acto estuvo leyendo párrafos de Marx y Engels donde hablaban (advertían, profetizaban), ya hace más de 160 años, de una crisis de sobreproducción. Una crisis, típicamente capitalista, donde el sistema se vería colapsado por, precisamente, producir más y vender menos.

El sistema capitalista está basado en unas ideas de competitividad. Unas ideas donde, lo primordial, es producir. Producir para que la gente compre (la gran mayoría de las veces sin necesidad) unos productos que abudan en el mercado.
No tenemos que esforzarnos para pensar en el típico discurso de algunos: "tenemos que trabajar más y más barato para producir más y vender más". Un discurso y unas políticas que han hecho que los capitalistas sean los que maten al propio sistema capitalista (ya lo advertían muchos hace decenas de años).

En estos vídeos podemos enterarnos, con lenguaje claro y conciso, de muchas cosas. Cosas que, seguramente, con mayor o menor claridad, ya sabemos o teníamos en mente la mayoría de nosotros, pero que conviene explicar a los ciudadanos:

  • ¿De donde sacan los gobiernos el dinero para salvar la banca? A través de la deuda pública que la compran los que pueden. Es decir, recibe dinero del que compra la deuda y luego el Gobierno se compromete a pagarla (más un interés) en un plazo. El problema viene cuando no hay dinero y se busca en otros lados (dinero negro, paraísos fiscales, narcotráfico, venta de armas) (Parte 1)
  • ¿Que fenómenos hacen que la actual crisis sea diez veces mayor a la de 1929?. Crisis financiera, crisis energética (se acaba el petróleo), crisis alimentaria, crisis geopolítica (China ha comprado una inmensa parte de la deuda de EEUU, y hay países emergentes que reclaman poder sobre sus energías, entre otras cosas). Todo esto englobado como crisis de civilización, de formas de vida. (Parte 2)
  • ¿Qué es el capital? Está compuesto de capital constante (herramientas, maquinaria, servicios...) y capital variable (los trabajadores). Cuando se busca ganar más dinero, se tiende a invertir en el capital constante; y, ¿dónde se planta ese capital constante? Donde la mano de obra (capital variable) es más barata. El problema es que comienzan a producir muchísimo y los productos no ven salida en el mercado, y es ahí cuando se da la crisis de sobreproducción. La siguiente fase es la concentración de capital. Se tiende a fusionar empresas, bancos, etc, para crear mejor capital constante. Al seguir produciendo más, y se entra en la sobreproducción, se provoca que la gente se quede en el paro; una proporción se queda en el paro enmascarado (empleo precario, sueldos muy bajos debido a que se trabajan pocas horas, etc...) (Parte 3)
  • ¿A qué se recurre cuando ya no se pueden deslocalizar sectores? A la guerra. Cuando se da la sobreproducción, se necesita entrar en la guerra para obligar a países a consumir determinado producto o para hacerse con el control de las tierras que dan los recursos sobre los que se sustenta el sistema. Y a partir de ahí, entre los capitalistas hay una guerra empresarial. Producir más, mejor y más barato, engañando a los trabajadores a enfrentarse a otros trabajadores de otros lugares, para que estos se vean obligados a trabajar más barato y producir más (final de la parte 3)
  • ¿Cómo se salió de la crisis de 1929? Un economista (Keynes) capitalista sugirió a los propios capitalistas, que estos debían subir los sueldos para que los trabajadores consumieran, y que debían pagar más impuestos para que el Estado los distribuyera. El problema es que esto se hizo en EEUU, donde hay un gobierno que manda en su territorio; pero ahora la crisis es mundial. En la UE no hay un gobierno común que pueda aplicar esto. (Parte 4)
  • Cuando se habla de refundar el capitalismo, se está pensando en buscar unos acuerdos parecidos a los de Bretton Woods de 1944. Donde se acordó que el dólar sería, a vote pronto, la divisa con la que se manejaría todo el mercado mundial. (Parte 4)
  • ¿Qué son los créditos subprime? Son unos créditos, característicos por tener un riesgo elevado de impago (prestamos ninja), que un determinado banco concede como prestamo a una persona o empresa (normalmente son para hipotecas) con un tipo de interés superior al normal. Son negociados entre entidades bancarias llegando a cederse/comprarse/intercambiarse entre sí con otros créditos. El ninja es la persona que tiene pocos ingresos (de ahí que sea un crédito con mayor riesgo de impago) o una fiabilidad baja de pago. Luego, entonces, con estos créditos se ha contaminado toda la banca mundial debido a la compra/cesión de dichos créditos. Cuando el ninja no paga, el sistema se viene abajo. La banca española ha estado concediendo créditos de este tipo a diestro y siniestro para comprar viviendas (burbuja inmobiliaria) desde hace más de 15 años, veniéndose abajo y obligando al Gobierno a salvar a la banca. (Parte 5)
  • ¿Qué solución tiene la actual crisis con todas sus consecuencias? Es muy dificil salir desde los supuestos actuales de capital constante/capital variable. Prácticamente ninguna, salvo algún parche ocasional que pueda ayudar al sistema otros diez años para luego caer en otra crisis (obviamente, mayor que la actual). El capital vende tres verdades que nosotros nos las creemos: el mercado es libre, lo cual es mentira porque el Estado siempre interviene en favor de los poderosos mediante tratados y decretos para flexibilizar el mercado; la competitividad o vender más que nadie, y esto no puede ser ya que alguien debe comprar más que vender para sostener esto y actualmente ni es ni se puede sostener algo así; crecimiento sostenido, lo cual no puede ser ya que los países/estados no pueden estar en constante crecimiento (tener más PIB) porque deriva en la sobreproducción, haciendo que los recursos se terminen. (Parte 6)
Estos son los puntos (irremediablemente e indudablemente muy resumidos por mí) que, según Anguita y muchos de nosotros, hay que explicar a la gente. Explicarlos desde las fuerzas políticas y desde las fuerzas sindicales, creando centros de estudio, para que la gente entienda y conozca lo que ahora mismo se nos está viniendo encima. Porque es la gente la que debe dar salida a esto y parar los pies a un sistema que está comiéndose (además de derechos y libertades sociolaborales) un mundo y una Tierra que no puede soportar la explotación actual y que, más temprano que tarde, estallará.

Anguita sostiene que la revolución no vendrá cuando el capitalismo se hunda, si no que debe venir con el capitalismo vivo. Haciendo fuerza desde abajo (uniéndonos en nuestros pueblos y ciudades). Porque si estamos esperando a que el capitalismo se hunda, arrastra en su caida a mucha gente.

He creado unas páginas en Tuenti y Facebook. Si quereis que el mensaje de Anguita en dichos vídeos se difunda, e intentar ir creando conciencia sobre todo esto, os ruego que las difundais.

    martes, 14 de diciembre de 2010

    La alternativa no es utópica

    |  6 comentarios

    Antes de entrar al meollo, perdonad por los que soleis leer el blog. Estos días he estado inmiscuido en algunos temas diversos que se han juntado con el puente y me hubiera gustado escribir un par de artículos sobre Wikileaks, la detención de Assange, así como los nuevos recortes anunciados por el gobierno antisocial de Zapatero. Entre otras cosas.

    Anteayer tuvo lugar un acto federal de IU en Madrid, en la sede de Comisiones. Fue un arranque para el año 2011 y las citas que acontecen, donde se dieron lugar unos discursos cargados y con ambiente optimista.

    La alternativa social a la crisis la lleva trabajando Izquierda Unida desde el inicio de la misma, una alternativa con propuestas reales (1) (2) (3) (4) nada utópicas si se consigue el apoyo suficiente.
    El PP oculta su programa. Total, ¿para qué mostrar un programa de derechas y neoliberal, con la propuesta irlandesa, si Zapatero ya está ejecutando el mismo programa pero con la careta característica del PSOE?
    El PSOE intenta engañar a los ciudadanos con un lema plagiado, queriendo mostrarse como el voto útil, de nuevo, sin reconocer que las medidas que está llevando a cabo son tan de derechas como las que ejecutaría un hipotético gobierno de Rajoy.

    En el acto pudimos ver las intervenciones de Marga Ferré (Ejecutiva IU), Goyo Gordo (IU-CM), Montse Muñoz (Ejecutiva IU), Bucharaya Beyun (Frente Polisario), Toni Ferrer (UGT), Ramón Górriz (CCOO) y Pierre Laurent (PIE), a parte de la de Cayo Lara.

    Descontando la de Bucharaya Beyun, que nos contaba un poco el conflicto saharaui y agradecía a IU el espacio cedido para la intervención, las demás intervenciones fueron en la dinámica de que no tenemos que resignarnos y de que debemos hacer unidad en la izquierda alternativa para hacer frente a las políticas de derechas que se están llevando a cabo. No solo en España con Zapatero, si no en toda Europa por obligación de los bancos y grandes corporaciones que controlan un amplio porcentaje del Producto Interior Bruto en todos los países.

    En la intervención de Toni Ferrer, eché de menos más combatismo. En realidad, echo de menos más combatismo en los discursos sindicales; que, si bien se han endurecido, todavía no terminan de radicalizarse para movilizar a la ciudadanía. 
    Está muy bien lanzar guiños y advertencias, pero el Gobierno ya ha dado pasos más que visibles y contundentes para indicar que están muy a la derecha de las propuestas de los sindicatos y la izquierda alternativa.
    Las últimas medidas anunciadas por el gobierno (eliminación de la ayuda a parados sin subsidio, privatización de AENA y las Loterías, rebaja fiscal a las grandes empresas, etcétera) y los Presupuestos de 2011 (los más antisociales de la historia) hacen que desde los sindicatos se tenga que reflexionar sobre una nueva huelga general en breve.

    Quiero pensar que en los sindicatos ya está este debate servido. El Gobierno no está dando marcha atrás, y va a endurecer sus medidas (como la reforma de las pensiones, por ejemplo). Por parte de los sindicatos, hay que dar la batalla sin debilidades. Es algo que la ciudadanía al final agradecerá.

    La alternativa social que se propone desde la izquierda alternativa, por mucho que los medios y el pensamiento generalizado digan, no es utópica. Veamos:
    • Recuperación del Impuesto al Patrimonio: Suprimido en 2008 por el tan socialista Zapatero. ¿Quién paga patrimonio en este país? ¿Qué patrimonio declararía, por ejemplo yo, a final de año en comparación con las grandes fortunas que tienen mansiones y chalets de lujo a pares?
    • Recuperación del Impuesto a Sucesiones: ¿Por qué no acabamos con la cesión de patrimonios como forma de blanqueo de dinero, usada por muchos políticos y corruptos que aquí no voy a nombrar? ¿O simplemente un impuesto que grave sobre la cesión de patrimonio desde una persona a otra?
    • Abolición de las SICAV: Las SICAV son unas sociedades que sirven para que los ricos se junten (fusionando inversiones) para tributar al 1% y evitar las cargas fiscales que tendrían que pagar si tributasen solos. Evitan el impuesto a sociedades (mucho más alto que ese 1%) para evadir impuestos. Un instrumento muy utilizado por las grandes fortunas en nuestro país, y propia de paraísos fiscales. ¿Por qué no abolirlas para que las grandes fortunas tributen y paguen lo que tienen que pagar y contribuyen al saneamiento del Estado?
    • Elevar el IRPF a rentas altas: ¿Por qué no elevamos al 50% el tramo de los que tienen una cuota líquida superior a 120.000 €? ¿Y aplicar un nuevo tramo para las cuotas líquidas de entre 60.000 y 120.000 €? ¿Por qué paga porcentualmente lo mismo alguien que cobra 500.000 € que alguien que cobra 50.000 €?
    Esas son cuatro propuestas (de las más de 100) que reducirían el famoso déficit por el cual están tan preocupados las gentes del Gobierno y del PP. Pero, no solo eso, darían dinero al Estado para hacer un plan de empleo que reduciría, mediante inversión, el paro. Y rescataría prestaciones sociales (creando, además, nuevas) para gentes que están por debajo del umbral de la pobreza, o que están en situación de exclusión social.

    Yo invito a que leáis los documentos que he dejado más arriba (o, al menos, echéis un vistazo) para que veáis lo que es un programa sostenible y que no es utópico si se le da la fuerza suficiente.

    Obviamente, este programa, que incluye propuestas para acabar con la economía sumergida, debe tener detrás una movilización social porque los famosos mercados no lo pondrían fácil. Y, no solo eso, es un programa que debe ser extrapolado a Europa para que se evite la fuga de capitales a paraisos fiscales cercanos.

    Lo que está claro es que todas aquellas personas que se declaran abiertamente izquierdistas y progresistas deberían plantearse de inmediato mirar hacia la izquierda del PSOE, que ha abandonado totalmente (si es que quedaba algo) las políticas medianamente de izquierdas, para, por coherencia, buscar el espacio que logre transformar la política española y que consiga hacer los avances sociales y laborales que tanto se llevan pidiendo.
    También convendría decir que en las propuestas de esta izquierda, y en su propio programa, está la defensa de una sostenibilidad medioambiental ecológica; la apuesta por el cambio productivo a uno que sea muchísimo más respetuoso con el medio ambiente.

    Así pues, la alternativa social de IU es importante valorarla, en un momento de tanta necesidad de medidas de izquierdas y progresistas como este. En un momento en el que la derecha avanza (tanto la neoliberal económica como la social ultraconservadora) no es moco de pavo hacer fuerza desde la izquierda.

    Hay que ir construyendo la alternativa, en la que falta mucha gente, haciendo crítica para mejorarla. Crítica constructiva que haga de esta alternativa una fuerza potente que no se conforme con unos cuantos diputados en el Congreso.
    Hace falta que la gente que no está afiliada se sume y se moje, que proponga cosas y medidas. Porque la ciudadanía debe ser la columna vertebral que consiga el giro y el cambio social en España.

    Y esto no es una apreciación con ambiente electoralista que suelte sin más, porque yo poco consigo si hiciera tal cosa. A mí los electoralismos no me gustan; simplemente hablo de las cosas que pienso que mejorarán nuestras vidas.

    Por esto digo abiertamente que no os dejeis engañar. La alternativa al PSOE no es el PP (ni la alternativa al PP es el PSOE), porque así podríamos estar con el partido de tenis toda la vida, esperando a ver quién marca el punto definitivo que nos haga irnos tranquilos a nuestros hogares. Y esto no ocurrirá hasta que no quede clarísimo que la izquierda y el socialismo hace muchos años que dejaron de estar representados por el PSOE. 
    Que hacer políticas de izquierdas es algo más que conceder libertades sociales (como el matrimonio homosexual, totalmente correcto); que la izquierda es repartir, respetar las empresas públicas, apoyar al trabajador, al pensionista, al ciudadano de toda la vida, al pobre. La izquierda va más allá que dar cuatro brochazos progres a la sociedad.
    En definitiva, la izquierda contempla inmiscuir a la gente en la economía. Que seas tú y sea yo (que seamos todos) los que digan a los mercados lo que tienen que hacer, y no al revés.

    Con todo lo expuesto, está en tu mente el seguir pensando si el PSOE representa a la izquierda, o si está vendido a intereses banqueros y corporativos.

      lunes, 29 de noviembre de 2010

      Seamos críticos

      |  8 comentarios

      Los resultados de las elecciones catalanas de ayer han dejado varios apuntes que valdría la pena analizar. Analizar crítica pero constructivamente.

      • El tripartit ha fracasado.
      • La xenofobia y el racismo venden. Ahí están los resultados de Anglada, la subida del PP, y los discursos compartidos en este ámbito con CiU.
      • UPyD en Catalunya no tiene nada que hacer.
      • Se acentúa el sentimiento soberanista con la entrada de Solidaritat.
      El desgaste de Montilla, unido a la mala gestión económica (y general) de Rodríguez Zapatero, han arrastrado al PSC a los que son ya sus peores resultados históricos. Y los que son un claro aviso al PSOE estatal para que comience a pensar si lo que está haciendo en el gobierno central de verdad es lo mejor, o mínimamente lo aceptable (cosa bastante dudable pues a día de hoy es títere de 37 empresas y de los famosos mercados).
      Pero no solo ha arrastrado al PSC. Ni ERC ni la coalición entre Iniciativa y Esquerra Unida se libran de una disminución de su apoyo electoral.

      La xenofobia y el racismo de PxC estuvieron durante el recuento dentro del Parlamento aunque al final han quedado fuera. Una subida histórica que debe hacer reflexionar a todo el mundo. Por un lado a las agrupaciones de derecha (CiU y PP) que han enriquecido el discurso ultra de Anglada, o han sentido una simpatía sospechosa (la campaña del PP ha sido famosa por su jueguecito y por su discurso anti-inmigración) hacia tal discurso.

      Y, por otro lado, a la izquierda. A la izquierda en general. El miedo ha vuelto a ser cómplice de la subida de este discurso xenófobo-racista, alimentado por la clásica tontería de que el inmigrante viene a robar el trabajo al autóctono. Desde la izquierda alternativa es vital reforzar el discurso contra el neoliberalismo en el que está sumergido el gobierno de Zapatero, y es vital también reforzar el discurso contra las ideas ultraderechistas que poco a poco quieren calar, disfrazadas de corderitos inocentes, en la sociedad.
      Crear conciencia para que el trabajador y el ciudadano de a pié entienda que el desempleo masivo no es culpa de la inmigración y la multiculturalidad, si no que es un resultado más de la crisis provocada por las políticas neoliberales durante tantos años en todo el mundo. Y, en gran parte, por el aprovechamiento de ciertos explotadores a la hora de contratar a trabajadores (presión a inmigrantes para aceptar un sueldo paupérrimo, trabajos sin contrato...) en una situación económica difícil.

      También hemos visto como el partido populista de Rosa Díez, eso que llaman UPyD, se ha hundido totalmente. Ha sido superado por la CORI (el partido que llevaba en sus listas a Carmen de Mairena), por Des de Baix (la apuesta de Izquierda Anticapitalista), por el Partido Pirata y por el Partido Antitaurino.
      Algunos dicen que es porque Ciutadans se lleva sus votos en Catalunya, no obstante yo creo que se debe a su nulo discurso en general y su supeditación al personalismo de Díez. Cosa que le hará perder seguramente un numero amplio de votos, en un medio plazo, en todo el país.

      Respecto a la coalición de izquierdas hay que ser críticos. El descenso de la coalición ICV-EUiA se ha debido al seguidismo que han tenido durante estos años al PSC y a la conformidad en el gobierno de Catalunya. Se debe, también, a los aporreos de Saura sobre los principios de la izquierda, que dejaron en evidencia a Iniciativa.
      El resultado de "aguante" que ha tenido la coalición ha venido marcado por el aumento de la opción de Izquierda Unida en el resto de España. Es decir, se debe a la recuperación del discurso crítico contra el neoliberalismo (aunque sea ejercido por la mal llamada izquierda), y al componente de EUiA.

      Por eso, estos resultados deben ser analizados seriamente, sin caer en el conformismo como he venido viendo a lo largo de hoy.
      Hay que analizar la política de pactos, tanto las coaliciones como los pactos de gobierno o apoyo al PSOE. Se debe ser autocrítico porque solo de esta forma se puede mejorar.
      Es hora de sentarse a hablar, decididamente, sobre cual es el futuro que queremos para la izquierda en España. Si se quiere seguir siendo una mera pata de apoyo de la mesa de PSOE o se quiere avanzar y conseguir, por fin, las medidas obreras que tanto hacen falta. Es decir, predicar con el ejemplo que damos, ejecutar de forma práctica la teoría que se lleva en los programas.

      Sobre esos pactos hay que empezar a plantearse dar apoyos puntuales. ¿Qué se prefiere en el ayuntamiento, comunidad o en La Moncloa el progresismo del PSOE antes que el conservadurismo del PP? De acuerdo, votemos al candidato del PSOE e, inmediatamente, pasemos a la oposición. A una oposición obrera y socialista, igual de contundente con las medidas neoliberales, independientemente de quién las ejerza. No podemos gritar en la calle contra el capitalismo y la economía neoliberal aplastante, y luego seguirle el juego y sostenerla en las instituciones.
      Nada más y nada menos que pactar sobre el programa. Si no se cumple una mínima parte del programa de izquierdas que se lleva, no se pacta, no se co-gobierna. Se hace oposición.

      Sobre el pacto de ICV valdría la pena, también, preguntar a los socios de Iniciativa qué es lo que buscan de él. Si buscan tener una voz obrera mínima junto a IU en un par de parlamentarios en Catalunya y montar luego un referente estatal que compita directamente con ella.
      Desde el charco de IU hay que plantearse si de verdad es favorable o sana la coalición con ICV. Y no se me echen las manos a la cabeza, es ni más ni menos que analizar los pros y los contras que tiene este pacto. Pero no "pros y contras" para IU, si no los pros y contras para la sociedad en general. Los pros y contras que, en un corto-medio plazo, tiene esta coalición a la hora de aplicar el programa socialista o a la hora de avanzar hacia la alternativa de gobierno al PSOE que un día fue el PSUC

      Porque, no seamos hipócritas... ¿estamos aquí para sentar a un par de compañeros cada cuatro años o para transformar la sociedad?

      viernes, 26 de noviembre de 2010

      El juego de los capitalistas

      |  2 comentarios
       

      Esta semana hemos conocido el rescate a Irlanda. Bueno, creo que no he matizado: hemos conocido el rescate del sistema neoliberal irlandés, ejecutando y destruyendo el poco rastro social que pululaba por allí.

      Durante años, Irlanda ha servido como ejemplo a multitud de políticos y economistas neoliberales que veían en ella el adalid de la vida económica. El sistema, el país a seguir. Como dato (uno de ellos) ponían la comparativa de que en Irlanda el Impuesto a Sociedades es del 12,5% y en España del 30%. Y digo "es" porque este tipo de cosas no se ha atrevido a tocarlas el Primer Ministro irlandés, que quiere seguir con el modelo ultraliberal que les ha llevado a la ruina.
      Ahora, todos aquellos que antes ponían como ejemplo a Irlanda, prefieren no hacer valoraciones o se limitan a balbucear. 
      Las medidas neoliberales que están adoptando los Estados por orden de los mercados (que hay que insistir en que nadie los vota ni elige) están hundiendo más todavía a esos Estados. La política del recorte público a España, por ejemplo, le está trayendo más paro y más pobreza. 

      ¿Es que vamos a seguir jugando a su juego? ¿Por qué tenemos que seguir jugando a la ruleta rusa si tenemos alternativas desde la izquierda?
      En el año que se avecina tendremos encima de la mesa el "rescate" (o la condena) a España. Y, sin querer ser ni agorero ni pitoniso, yo digo que antes del verano.
      ¿Por qué? Pues fácil: España está sumida en una espiral ascendiente de paro, con todo lo que ello conlleva para el Estado y la sociedad en general. No levanta cabeza por ningún costado... y parece ser que los mercados ya están muy nerviosos respecto al futuro de este país.
      Y, para entender el tema de los rescates (por qué un rescate es nefasto para un país) y la deuda (diferenciar entre privada y pública), el vídeo de arriba puede servirnos de orientación y crítica.

      En 2011 veremos más recortes desde el propio gobierno de Zapatero. Más recortes que, sin duda, se acentuarán y se endurecerán en cuanto la UE y los mercados decidan hablar de "Rescate a España".

      Hay muchas personas a las que les ha calado el mensaje que se intenta transmitir desde los medios de comunicación y desde los gobiernos. Ha calado el mensaje de que, para salir de la crisis, hay que entrar en el juego de los capitalistas. Que si los mercados piden recortes y esfuerzos, será porque después nos vamos a ser recompensados o que vamos a salir antes de la crisis.

      No hay salida posible desde las políticas de ajustes. Si recortamos en gasto social, hay más paro, y, si hay más paro, el Estado ingresa menos dinero, teniendo que recortar en prestaciones sociales y otra vez en gasto social... Y entramos en una espiral constante de la cual no se sale porque a los que hay que dar confianza es a los ciudadanos, no a los mercados.

      Hay una fórmula sencilla a través de la cual el Estado debe generar confianza al pueblo: el empleo. Y el empleo solo puede llegar desde la inversión pública.
      Se debe buscar el dinero que ha sido defraudado en los países a través de una política seria que termine con la economía sumergida; se debe llevar a cabo la fiscalidad progresiva (contemplada en la Constitución actual) para que pague más quien más tiene y más cobra.
      Y, a través de esta búsqueda de dinero (que existe y no es ninguna utopía) se debe generar puestos de trabajo y cambiar el modelo productivo hacia uno más sostenible abandonando el ladrillo.

      España (y los países en general) saldrán de la crisis cuando los trabajadores y la ciudadanía salgan de ella. Cuando el ciudadano y el trabajador no tengan miedo al futuro porque sepan que tiene un empleo digno, que tienen unos servicios sociales que les ayudarán y les formarán en cualquier momento. 
      Esto se consigue a través de más política social y menos recortes.
      No vamos a salir de la crisis desde el propio sistema capitalista intentando empezar de nuevo de cero a través de recortes, porque es insostenible.

      Debe quedar claro que el Sistema está tocando fondo. Los capitalistas se han comido al capitalismo sin buscarlo... y es ahora cuando se debe hablar, precisamente, de socialismo.

      martes, 16 de noviembre de 2010

      En defensa de las palabras de Cayo

      |  8 comentarios

      Ya sabíamos todos (y como se avisó) que las palabras de Cayo Lara en la clausura del Encuentro de Jóvenes de IU en Leganés iban a traer noticias y artículos muy escabrosos.

      Ayer mismo nos encontrabamos con la noticia en Público que, en mi opinión, trató el tema de una forma un poco tendenciosa y con ganas de generar morbo. Y lo digo por el título, porque en la noticia lo redactaba ya mejor y con palabras del propio Cayo.

      Subió Cayo a hablarnos a los jóvenes y sus primeras palabras fueron "Queremos una dictadura". Hubo un silencio sepulcral durante unos segundos y enseguida rió e ironizó sobre que títular habría en los medios de comunicación simplemente con esas primeras palabras. Matizó diciendo "Queremos que las leyes se lleven al Boletín Oficial del Estado al dictado de los trabajadores por medios totalmente democráticos" y entonces aplaudimos con ganas los que allí nos encontrabamos.

      Se han sacado muchísimo de contexto estas palabras. Los que hemos escuchado discursos/actos/entrevistas de Cayo Lara, sabemos de sobra la ironía con la que habla la mayoría de las veces y con la que pretende denunciar diversas situaciones.
      Estas palabras de Cayo no han sido, ni más ni menos, que otra forma de denunciar la dictadura de los mercados. Unos mercados que, como todos sabemos, dicen y exigen lo que los gobiernos democráticos deben hacer con su economía.
      Estas palabras, insisto, son otra forma de decir que los gobiernos del mundo deben (como dice, por ejemplo, nuestra Constitución) hacer las políticas que la ciudadanía ha votado y no lo que los mercados, que no votan a nadie ni son elegidos democráticamente por nadie, exijan.

      Podríamos rizar más el rizo, poner colorines, o maquillar de alguna manera las palabras. Pero no. Las palabras son las que son, pero hay que entenderlas en según qué contexto y según quién las dice y cómo las dice.
      A estas alturas acusar a Cayo Lara o a IU de querer montar una dictadura significa alinearse con los argumentos de la derecha más cavernícola. Significa no tener ni idea del programa y el discurso que Izquierda Unida ofrece.

      Pero es que no acaba aquí. Lo que yo interpreto de "al dictado de los trabajadores por medios totalmente democráticos" es democracia participativa. Que sean los propios ciudadanos (que además son o han sido trabajadores) los que decidan sobre la política.
      Esto lo lleva IU en sus programas desde su propia fundación, y nadie lo puede negar. Es algo que los militantes y simpatizantes de IU aceptamos porque, o bien lo elegimos, o bien lo votamos.

      Por esto último, precisamente, no entiendo por qué algunos compañeros se ofenden de tal forma y hacen, en mi opinión, un incorrecto análisis de estas palabras, llegando a cuestionar si la organización realmente lleva esta línea política.
      Además, no sé siquiera si estuvieron en el Encuentro de Jóvenes de IU, así que propongo que esperen a ver la intervención completa (todo fue grabado, si bien recuerdo) y juzguen ellos mismos las palabras de Cayo, así como su forma y su contexto de decirlas, antes de guiarse por juicios o artículos de los medios de comunicación.

      martes, 9 de noviembre de 2010

      Aquí no hay nada que ver

      |  0 comentarios

      La Comunidad Internacional sigue a verlas venir tras el ataque terrorista del estado marroquí perpetrado sobre la población saharaui. El ataque dejó varios muertos, muchísimos heridos, y la moral hundida a los activistas y luchadores por la libertad del Sáhara Occidental.

      España no se quería pronunciar hasta que no lo hiciera Marruecos, y cuando se ha pronunciado ha pedido que la ONU medie en este conflicto... y que ellos básicamente se limpiaban las manos.

      Lo cierto es que aquí hay un poco de todo. Marruecos se ha adueñado de unos territorios que únicamente pertenecen al pueblo saharaui, España ha cedido ante Marruecos todo lo que ha querido y más en una situación donde la obligación moral (y posiblemente legal) que tiene el estado español es indudable ante la que era una colonia suya hasta hace muy poco, la ONU no quiere mojarse... y la Unión Europea menos, donde Marruecos es un aliado estratégico-económico que no quieren perder. Ni aunque este aliado se salte el Derecho internacional, los Derechos Humanos, o la resolución del Consejo de las Naciones Unidas sobre la autodeterminación de los pueblos colonizados.

      En estos últimos días hemos visto como han expulsado al eurodiputado español Willy Meyer en su llegada a El Aaiún, para intentar evitar precisamente lo que ha venido después. Esta expulsión es una anécdota, como dijo el propio Meyer, pero no deja de ser un acto antidemocrático ante el que nuestro Gobierno está totalmente de brazos cruzados.

      Willy Meyer ha querido dejar claro que la situación en el Sáhara es insostenible. Los saharauis están soportando continuas torturas y aplastamientos de unos derechos reconocidos por las Naciones Unidas. Y, ante esto, es posible que el Frente Polisario vuelva a las armas, lo cual además está reconocido legalmente por las Naciones Unidas en el ejercicio de liberación de los pueblos colonizados.

      Parece ser que no ha pasado nada, que aquí no hay nada que ver, que en El Aaiún y en toda la RASD la situación es normal y no hay ningún riesgo de genocidio por parte del estado marroquí. Parece ser como si la Comunidad Internacional no quisiera ver nada de lo que está sucediendo.

      Y es que resulta muy difícil levantar la voz ante un estado en el que se tienen grandes intereses económicos. Les resulta dificil salirse del esquema que quiere Marruecos. Porque ya sabeis lo que se dice en estos casos: aquel que se mueva, no sale en la foto.

      viernes, 29 de octubre de 2010

      No nos domesticarán

      |  0 comentarios

      Ha fallecido el compañero Marcelino Camacho. Todo un ejemplo de lucha, de entrega, de ideas... todo un ejemplo de clase obrera y de revolucionario.

      Ernesto Guevara dijo allá por 1960 que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor en clara referencia al amor hacia la humanidad, hacia la justicia, hacia la libertad de los pueblos, hacia la igualdad... 
      Marcelino Camacho reunía las cualidades naturales y específicas para ser un gran revolucionario y un gran luchador contra las desigualdades sociales que sufren los pueblos. Estaba guiado sin duda por el amor que tenía hacia la humanidad y la justicia.

      ¿Qué voy a decir yo que a estas alturas no sepa nadie del compañero que hoy nos deja? Esta entrada es para rendir mi pequeño homenaje a una de las figuras que más ha luchado por los derechos de los trabajadores en España en el Siglo XX.

      Es imposible quedarse con tan solo un momento o una frase de esta gran persona. Quizá su gran frase. Aquella que todos recordamos (tanto hoy, como mañana, como todos los días del resto de nuestras vidas)... aquella que decía claramente que "Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar".

      Se va Marcelino, pero su símbolo, su lucha, sigue. Sigue vigente en todos los jóvenes que estamos dispuestos a luchar contra todas las injusticias y desigualdades que, lejos de ser erradicadas, hoy cobran fuerza en un momento de crisis capitalista como el que estamos viviendo.

      La trayectoria y la vida del compañero Camacho debe servirnos como ejemplo a todas las generaciones que comenzamos a inmiscuirnos en la lucha del Movimiento Obrero.
      Porque él nos dejó como un jóven luchador más. 

      Él nos ha dejado un legado y una lucha que, por nuestro amor a la humanidad, estamos obligados a seguir.

      miércoles, 13 de octubre de 2010

      La Reforma de la Ley Electoral

      |  0 comentarios

      Justamente ayer escribía yo sobre el tema de la Ley Electoral y hoy la blogosfera ha querido mostrar su malestar con dicha Ley injusta.

      A continuación, reproduzco una carta que diversos bloggers estamos plasmando en nuestras bitácoras a modo de protesta. Así pues, quiero dejar claro que Escritos desde Suburbia subscribe totalmente las siguientes palabras:

      Señorías:

      Me dirijo a ustedes con el fin de hacerles patente mi preocupación por algo que por enésima vez, han rechazado en el Congreso.

      Al parecer, esta semana van a aprobar cambios sobre la LOREG (Ley Orgánica del Régimen Electoral General de 1985), modificaciones a las que no niego su importancia, pero que, sin embargo, olvidan lo que debería acercarnos a un principio democrático por excelencia, el de: una persona, un voto. Aproximarse a ese principio debería ser para ustedes –representantes del pueblo— una obligación ética, si es que, como supongo, creen ustedes en la democracia.

      El hecho de que quieran mantener la falta de proporcionalidad y las disfunciones en la asignación de escaños a los distintos grupos políticos que se presentan a las elecciones, no dice mucho en su favor y sí de sus propios intereses partidistas, creando desconfianza en la opinión pública que, como ustedes saben, no tienen a la clase política, precisamente, muy bien valorada.

      ¿Cómo se puede entender que se mantenga esa falsa proporcionalidad que hace que algunos partidos políticos necesiten unos 66.000 votos para obtener un diputado y otro (el caso extremo de IU/ICV) necesite casi 500.000? ¿Acaso les parece democrático una ley que hace que un votode unos partidos valga siete veces más de lo que vale el voto de otro?

      Como ustedes bien saben, lo ideal para corregir este defecto sería cambiar la circunscripción electoral, pero ésta está recogida en la Constitución y no parece que ustedes estén dispuestos a cambiarla. Sin embargo, hay otras fórmulas que permiten, si no una proporcionalidad total, que haya una aproximación mucho mayor sin modificar la Constitución. De hecho una de las fórmulas sería la que, a petición del gobierno, ha sugerido el Consejo de Estado. Recomendación que ustedes han rechazado.

      No es lícito que quien tiene el derecho de defender los principios democráticos elementales se opongan a que la proporcionalidad de una persona, un voto se pueda conseguir. No hay ninguna razón, salvo la de sus intereses partidistas para que no se acepte la reforma que ha aconsejado el Consejo de Estado. Así es que todavía están a tiempo, Basta que se pongan de acuerdo y sean capaces de anteponer una representación justa a sus propios intereses.

      Si lo hacen, como ciudadanía nos daremos cuenta de que cumplen con su obligación. Porque, señorías, para que sean democráticos los acuerdos que ustedes toman, lo primero que debería ocurrir, es que la representación de la voluntad popular fuera lo más fiel posible a los votos que emite. Hoy no es así. En sus manos queda rectificar algo que parece tan obvio.

      Puedes enviársela a los miembros de la subcomisión de la reforma de la ley electoral:
      Puedes, también, firmarla en Actuable desde este enlace.

      Subscriben esta carta:

      Ya sabes, si estás dispuesto a ayudar. Comienza copiando y pegando la carta en tu bitácora/blog.

      martes, 12 de octubre de 2010

      Pseudo-democracia

      |  0 comentarios

      En el artículo 66.1 de la Constitución Española de 1978 se recalca que las Cortes Generales, entre las cuales está el Congreso de los Diputados, representan al pueblo español.
      A simple vista, parece cierto, ¿no? Tengo que decir que, analizando la situación, ese artículo no indica la realidad. No es verdad.

      Actualmente, la Ley Electoral que tenemos no es justa. Y digo esto porque, ¿en qué cabeza cabe que más de 2 millones de ciudadanos se queden sin representación en el Congreso?
      Lo más natural y justo sería que, a tanto porcentaje de votos, tantos escaños. Es decir, que si el partido x saca un 10% de los votos, tenga el 10% de los escaños en el Congreso. Y ahí estaría la representación del pueblo español en la susodicha cámara.

      En las elecciones generales del año 2008, IU-ICV recibieron el 3,77% de votos en todo el Estado y fueron la tercera fuerza política más votada. Con la actual ley obtuvieron el 0,57% de los escaños del Congreso y son la sexta fuerza en esa cámara.
      ¿Es esto justo? Creo que no hace falta que diga que no.

      Ni PP ni PSOE están por la labor de reformar la actual Ley, y ambos por motivos diferentes pero sobretodo relacionados entre sí.
      • El PP porque sabe que, con una ley electoral justa, la izquierda ganaría terreno en las votaciones parlamentarias y ciertas medidas neoliberales y neoconservadores no se aprobarían nunca. O porque, probablemente, tendría que llegar a grandes acuerdos con la derecha nacionalista (CiU o PNV) para gobernar, quedando en evidencia ante sus votantes más españolistas y perdiendo apoyo electoral.
      • El PSOE porque, con una ley electoral nueva, tendría que pactar con la izquierda parlamentaria las medidas a tomar, frenando de esta manera las reformas que ese mismo partido quiere tomar en ciertas ocasiones (medidas tan neoliberales como las del PP), destapandose así el hecho de que la izquierda no está en el PSOE. O porque tendría que llegar a importantes acuerdos con la izquierda alternativa para gobernar.
      Ninguno de los partidos que sostienen el actual bipartidismo quieren reformar la Ley Electoral para frenar el avance de la izquierda alternativa. Saben que, si frenan la reforma de la LOREG, será muy difícil que se erija una alternativa a PP y PSOE que gobierne.
      En el caso del Partido Popular, también es de destacar que, si se reformase la actual Ley Electoral, la ultraderecha minoritaria tendría oportunidad de entrar en el Parlamento. De esta forma, se vería mermada su actual hegemonía en la derecha española.

      Actualmente vivimos en una dictadura bipartidista, una pseudo-democracia disfrazada de democracia. Haciéndonos creer a todos que pintamos algo en las decisiones influyentes del día a día en la política y en el qué-hacer del país.

      Pero no solo eso, la actual pseudo-democracia no es sólo pseudo por lo que aquí expongo. Hemos venido viendo que el ritmo económico es marcado por los mercados financieros. Estamos acudiendo al espectáculo del sistema capitalista dónde los mercados y los bancos dicen a los gobiernos lo que tienen que hacer  en materia laboral y económica, robando el justo y legítimo derecho a que sea la democracia la que controle la economía y no al revés.

      ¿Realmente esto es una democracia?

      martes, 5 de octubre de 2010

      Los sindicatos y la izquierda

      |  1 comentarios

      A estas alturas y con el panorama actual, los que hoy observamos con atención una traición en toda regla a los trabajadores (y pueblo en general), nos hacemos siempre la misma pregunta: ¿por qué la izquierda no despega de una vez? O la variante: ¿es que no hay una izquierda fuerte en este país?

      Con la típica verborrea de siempre, el PSOE se vendió hace mucho tiempo como "la izquierda" en este país. Durante un largo tiempo, y repitiendo siempre los mismos métodos, hemos asistido prácticamente impotentes a cierta propaganda y noticias que destacaban la gran valía del PSOE como partido progresista y de izquierdas.
      Basándome en Anguita (aunque el se refería al PSOE zapaterista), tengo que decir que el PSOE no es un partido de izquierdas: es un partido progresista.
      "Es neoliberalismo puro y duro, lo que pasa es que hay ciertas gotitas de cuestión progre, que está muy bien. Pero a mí lo que me mide un hombre de derechas o de izquierdas es la contradicción capital-trabajo, el problema de los trabajadores."
      La necesidad de una izquierda transformadora, alternativa y anticapitalista se antoja vital para hacer frente y evitar los ataques continuos del neoliberalismo (tanto el del PP como el del PSOE) a los trabajadores.
      Esta cuestión no es baladí y necesita de un proceso ágil que culmine con una izquierda fuertemente cohesionada sobre los valores socialistas.

      Los sindicatos, con sus pros y contras (que ya entraremos en ello), son un elemento de unidad y fortaleza de los trabajadores. Deben servir como voz coherente de las necesidades de los trabajadores; sobre todo en tiempos como estos en los que se intensifican los ataques de un gobierno que está de rodillas ante la banca mundial.
      Durante un largo periodo de tiempo los sindicatos han sido dialogantes con el Gobierno de Zapatero, se han mostrado cercanos al diálogo social y han mostrado confianza en que dicho gobierno emprendiese medidas sociales para salir de la crisis.

      Es hora de que los sindicatos mayoritarios, en bloque, promuevan un apoyo a la verdadera izquierda española, como esta promueve un apoyo a los sindicatos.
      Por eso es vital construir una especie de "frente de izquierdas" que pueda conseguir un apoyo más o menos grande en las próximas elecciones para desarrollar un programa transformador y anticapitalista. En este frente deben tener cabida, además de los sindicatos, los partidos y agrupaciones que han venido promoviendo un programa socialista y alternativo, con la ayuda de los movimientos sociales y las asociaciones de vecinos que quieran sumarse en la construcción de una alternativa real y de izquierdas.

      Las traiciones del gobierno de Zapatero a la clase trabajadora deben quedar reflejadas en las urnas (en las autonómicas y en las generales) ejerciendo el verdadero voto útil.
      Si los sindicatos se introducen de verdad en el debate, podrán lograr que las medidas que solicitan lleguen a realizarse sin la necesidad de dialogar con un gobierno vendido a la banca y que ha dado de lado totalmente a los trabajadores y a la izquierda.
      Y no solo eso, si no que podrán lograr que el proyecto fuerte de una izquierda alternativa y anticapitalista, no sea únicamente cuestión de soñar, si no que sea real y tenga opciones de realizarse.

      Se puede conseguir un verdadero progreso (que ya toca) en cuestión de derechos para los trabajadores; que son los que, al fin y al cabo, movemos el país.

      viernes, 1 de octubre de 2010

      Que no sea en vano

      |  1 comentarios

      La Huelga General del 29 de septiembre superó con creces las espectativas que todos los que ibamos a participar en ella teníamos.
      Aunque la sintonía de los medios de comunicación tradicionales fue la de siempre (poco seguimiento de la Huelga General, actos violentos en los piquetes informativos, anti-sistemas en Barcelona...) el dato posiblemente más objetivo que tuvo la jornada fue, junto a las manifestaciones multitudinarias de todo el país, el consumo eléctrico en toda la jornada de huelga.

      En Catalunya bajó hasta un 25%, que fue dónde más cayó.
      En Baleares, por ejemplo, cayó un 13%. Menor consumo que un domingo.
      Y, en general, la caida fue de un 16% y de un 21% en las primeras horas de la mañana y de la tarde.

      Fue el consumo que suele tener un día festivo. Esto quiere decir que España sí que paró el día 29.

      Teniendo en cuenta este seguimiento, no cabe duda de que los trabajadores mostraron el descontento generalizado hacia la Reforma Laboral, la Reforma de las Pensiones, el retraso de la jubilación hasta los 67 años; y, en general, hacia la política económica que está llevando a cabo el Gobierno de Zapatero.

      El esfuerzo que muchos trabajadores, estudiantes, parados, hemos hecho el pasado miércoles no puede quedar en vano. Paramos nuestro trabajo y asistimos a la manifestación con el objetivo de parar esta masacre social.
      El Gobierno tiene que rectificar y escuchar lo que muchos estamos pidiendo: que emprenda una Reforma Empresarial, que emprenda una Reforma Fiscal basada en que pague más quien más tiene, que emprenda la verdadera lucha contra la economía sumergida, y un largo etcétera.

      Sería un gran error si los sindicatos se dispusiesen a negociar con el Gobierno en estos momentos porque muchos hemos mostrado nuestra total ruptura con este. Los recortes de los derechos laborales conquistados tras muchos años de movilizaciones obreras no deben negociarse o pactarse.
      Está claro que el Gobierno va a moverse muy poco y no se va a salir de su esquema actual. Lo único que quiere Zapatero es sentar a las organizaciones obreras para intentar colar la Reforma de las Pensiones como algo "de izquierdas" y obrero.

      Los sindicatos deben plantar a Zapatero, haciendo ver que no van a sucumbir en las negociaciones a una rebaja (por mínima que sea) de cualquier derecho laboral. El único diálogo válido es el que muestre el descontento general de la sociedad española, el que deje bien claro que mediante recorte de derechos no hay que salir de la crisis.

      La única Reforma Laboral que sirve y debe emprender Zapatero es aquella que suprima las ETTs, encarezca el contrato temporal y rebaje el horario de la jornada laboral a las 35 horas semanales que llevamos pidiendo tanto tiempo.

      Y, sin ninguna duda, si Zapatero continúa con esta política o no rectifica, hay convocar una nueva Huelga General. Para contrarestar las medidas y para ofrecer una salida social a la crisis.

      Porque cada vez somos y seremos más los que apoyemos las futuras movilizaciones.